15 Profesores Que Todos Hubiéramos Deseado Tener En Nuestra Vida Escolar

Ser profesor no es solamente una profesión; es un verdadero llamado vocacional. Respetamos con todo nuestro ser la labor de estos asombrosos hombres y mujeres y es por eso que con el fin de rendirles un tributo queremos ofrecerte esta increíble lista en la que conocerás a algunos de los maestros más geniales y emocionantes del planeta. Es muy común que las horas pasadas dentro de una sala de clases sean ser aburridas, pero no necesariamente tiene que ser así.

 

1. “Hoy dije orgasmo en lugar de organismo. Delante de 30 chicos de 13 años”

 

 

2. “Cómo escribir un ensayo (Estoy a punto de salvar sus vidas, hijos de [email protected])”

 

 

3. Un profesor le decomisó el teléfono a un estudiante. Cuando se lo devolvió, su fondo de pantalla era este:

 

 

4. Un profesor de economía incluyó la siguiente pregunta extra al final de un cuestionario:

 

“Kazajistán es el hogar de mucha gente amable, incluyendo a Borat. La primera persona que se ponga de pie y en su mejor voz de Borat diga ‘yo soy Borat. Me gustas. ¡Muy bien!’ recibirá 3 puntos extra”.

 

5. Este maestro buscó su nombre en Twitter en plena clase y encontró esto:

 

 

“Todos los días me pregunto si el señor Edick tiene un jodido diploma”

 

6. Es justo que todos usen uniforme

 

7. “Impresióname”

Estudiante: ¿Por qué?

Profesor: 4 puntos. Bien. No dejes de cuestionar.

 

8. “Queridos estudiantes, sé que están enviando mensajes en clase. En serio, nadie mira su entrepierna y sonríe”

 

 

9. “Para la pareja que se besa cada mañana en el pasillo”

Expectativas versus realidad.

 

10. Una clase de ensueño

 

11. “Cambiaron el horario de la primera clase de las 9:00 am a las 7:00 am y este increíble profesor encontró una forma de protestar…”

 

 

12. Teoría y práctica

 

13. Él pidió un implemento de escritura. Su maestro le prestó uno:

 

14. Este grupo de docentes entusiastas de Magnum P.I.

 

15. La técnica de este maestro de educación física para bajar un balón de las vigas.

 

Muchos profesores han demostrado que es posible captar la atención de sus alumnos con una dosis de humor, lo que supone un verdadero reto en tiempos en los que las distracciones están al alcance de cualquier teléfono móvil.